Contento con mi DeLL

Agosto 29th, 2008

Hace ya más de un año la tarjeta gráfica de mi viejo portátil Toshiba se negó a seguir funcionando. La garantía se me había acabado apenas dos semanas antes y la verdad es que no sabía que hacer. Me gustaba mi portátil, le tenía cariño. Debo aclarar que por las condiciones de mi trabajo el portátil estaba encendido más de 8 horas diarias, por lo que tampoco me pareció extraño que la tarjeta gráfica se quejara. Así que decidí llevarlo al servicio técnico para pedir presupuesto.

Después de mandarme de un lado para otro (el vendendor me mandó al servicio técnico, el servicio técnico se había mudado a otro sitio y no lo había notificado) llegué a las oficinas correctas. Me dicen que les tengo que dejar el portátil una semana para que el técnico pueda revisarlo. Total, se los dejo allí y espero que me llamen pronto para darme presupuesto.

Después de dos semanas aún no me han llamado, así que decido llamarles yo para ver que es lo que está pasando. Me contestan que ya lo han revisado pero que debe ser que se les traspapeló la nota para llamarme (¿?¿?). Resulta que el problema es la tarjeta gráfica (¿¿En serio?? Sí que son eficientes, sí). Pues como está integrada en la placa hay que cambiar toda la placa, lo que me viene a salir unos 700€ (aquí fue cuando me entró la risa y no pude seguir hablando con el comercial).

Total, que aunque le tengo mucho cariño a mi Toshiba decido comprarme un nuevo portátil (por cierto, para retirar el Toshiba del servicio técnico tuve que pagar 30€ por gastos de… mmmm, la verdad no sé que gastos tuvieron). Me decidí por un DeLL Inspiron y esta vez me cubrí las espaldas, contraté un seguro que extendía la garantía básica a 3 años y cubría frente a daños accidentales.

Al principio pensé que lo de comprarlo en DeLL fue un error (me hubiera salido 300€ más barato comprarlo en cualquier tienda de por los alrededores). Pero llegó ese día en el que el portátil falla y debes pedir ayuda al servicio técnico y ahí es cuando comprobé que mi dinero fue bien invertido.

El 22 de Junio a las 4.37 AM el reloj interno de mi Inspiron dejó de funcionar. Como os lo estoy contando, se quedó parado y punto. No es que se acabara la pila del reloj, es que el reloj se puso en huelga y se quedó con esa hora. Durante unos días viví una experiencia similar a la de Bill Murray en Atrapado en el tiempo. Siempre que encendía el portátil era la misma hora. La verdad es que el problema no tenía la mayor importancia, bastaba ejecutar un ntpdate en algún script de arranque para solucionarlo. Pero bueno, ya que el portátil estaba en garantía decidí poner a prueba al servicio técnico. Además uno de los botones multimedia que había en el frontal me había dejado de funcionar hace tiempo (y me digo, a ver si me dan solución para todo).

Los llamo y me sale un chico muy amable y deseoso de ayudar. Después de hacer un par de chequeos me dice que vamos a actualizar la BIOS del equipo, que seguro que así solucionamos el problema. Le intenté explicar que este problema era nuevo y que nunca antes me había ocurrido nada similar, que no creía que una actualización solucionase nada. El se limitó a repetirme que ibamos a actualizar la BIOS que así solucionaríamos el problema. Decidí no discutir.

Después de seguir las indicaciones para actualizar la BIOS reinicé el equipo y… ahí se quedó. No me arrancaba. Parece que se tomó como algo muy personal eso de la actualización y ahora salía un mensaje de error en el arranque diciendo algo de que el reloj interno no estaba funcionando (bueno, al menos esta versión nueva de la BIOS confirma lo que ya uno sospecha, aunque es para lo único que sirve porque luego no te deja hacer nada).

El pobre chico del servicio técnico se dió por vencido y me dijo que me hacía un parte de incidencia para que fuera un técnico a casa y me cambiara la placa base (ya que todo está integrado). Aproveché para comentarle lo del botón multimedia, así que incluyó también el cambio del frontal del portátil.

Lo dicho, al día siguiente llegó un chaval muy majo con todas las piezas, me cambió la placa y el frontal y me dejó el portátil como nuevo. Sin moverme de casa, sin cobrarme un duro y encima en un tiempo record.

Aún sigo alucinado… pero lo que tengo claro es que ese dinero extra que gasté al principio valió la pena y que el próximo portátil que compré será otro DeLL.

Categorías: interesante |

2 comentarios

  1. Lisan alGaib

    Bueno, ya habia oido que el servicio tecnico de Dell era bueno, pero esto es realmente impresionante. El otro dia oi en un podcast de maqueros que segun no se que encuesta, los usuarios mas contentos con el servicio postventa de sus equipos (despues de los de mac, por su puesto :D) eran los de dell, y eso que como contaba el autor del podcast, dell cuenta con un gran handicap llamado windows vista. Por otro lado, como me decia un compañero linuxero el otro dia, por el mismo precio que te compras un mac te compras un dell con las mismas caracteristicas mas la garantia de tres años. En fin, tu post me viene al pelo porque ultimamente he estado pensando en comprarme un portatil nuevo y no acabo de decidirme; si apple bajara un poco los precios lo tendria claro, pero a dia de hoy los mac me parecen muy caros… no se, seguire con mi super-ibook de momento :)

  2. Adri

    Yo estoy antojao con un Acer One, aunque el unico ultraportatil que lo puede desbancar en mi antojo es el dell mini inspiron. A ver a cuanto lo sacan.

Deja un comentario